Estrenamos blog, nos estrenamos. Nos aventuramos a abrir las ventanas de El Planter para dejar que todo el que hemos sido, somos y seremos salga y llegue donde tenga que llegar. Poco a poco iremos compartiendo las entrañas desde las dos vertientes que acompañan los procesos de apertura: la ilusión de compartir fortalezas y el reto de mostrar las debilidades, todo con la idea de inspirarnos las unas a las otras y tejer alianzas.

Con todo esto, nos iniciamos en el mundo del blogging en el contexto de las revisiones del segundo trimestre. Y es que, una vez acaba un periodo trimestral, el equipo de acompañantes de El Planter proponemos al grupo de jóvenes una serie de actividades con el objetivo de parar, mirar atrás y tomar conciencia del camino hecho. Para hacerlo, acostumbramos a proponer varias actividades con diferentes formatos, para que cada joven encuentre la herramienta para observar con mayor facilidad su recorrido personal. Así, esta vez la revisión ha sido un proceso con cuatro fases: un formulario personal, un ejercicio de valoración individual, una autoevaluación con la herramienta del mandala (más adelante os la compartiremos) y una revisión grupal de los diferentes ámbitos.

Durante la fase de valoración individual, las acompañantes propusimos un ejercicio de formato abierto. A partir de un video, un escrito, un rap o un mapa de ideas los y las jóvenes nos hacen llegar su opinión hacia la sentencia provocativa que hacemos el equipo de acompañantes:

“En El Planter no aprendemos nada”

¿Qué le dirías a una persona que te dice esto?

Os compartimos algunas de las intervenciones escritas que recibimos:

“Cada cual aprende diferente y hace su etapa a un ritmo diferente. También tenemos y hacemos asambleas proponiendo, acordando y construyendo nuevas ideas creadas por todo el grupo, todos tenemos derecho a explorar nuevas cosas a ser libres, responsables y autosuficientes, y tenemos derecho a proponer ideas nuevas y extraordinarias”.

(Alumno/a de 2º)

“Sí aprendemos. Porque El Planter aunque no sea un instituto clásico o tradicional, no significa que no estés aprendiendo, incluso personalmente diría que aprendes más en El Planter, puesto que lo hacen de forma que se hace mucho más fácil a la hora de aprender”.

(Alumno/a de 1º)

“En El Planter aprendemos a respetarnos, a resolver conflictos, a hablar de una manera no violenta…
Aprenem a arremangar-nos i a començar projectes sols o amb grup… Aprenem a planejar i a realitzar…
Aprendemos a regularnos y a ser autónomos. Aprendemos a frustrarnos o a empezar desde un principio…
Aprenem transversalment. Aprenem des d’un medi on l’informació ens sigui més fàcil de captar.
¿La manera? Todo el mundo tiene una diferente.

Aprendemos porque nos acompañan, nos ayudan y nos abrazan con nuestras dificultades”.

(Alumno/a de 2º)

“Sí. Sí se aprende. Pero aprendemos de otra forma, como haciendo talleres. Hacemos talleres de inglés o de construcción. Por si alguien quisiera ser paleta o científico, o del circo. Y con esto aprendemos. Pero no tenemos tantos deberes y lo hacemos más allá, en El Planter”.

(Alumno/a de 1º)

“En El Planter aprendemos de una forma no clásica o más personalizada con la cual me siento más cómodo. No es que te leen algo y te hacen un examen y te olvidas. Al contrario, aprendemos mediante juegos de tal forma que aprendemos sin presión de aprobar porque una nota decida tu futuro. El Planter me prepara para afrontar correctamente los diversos problemas de la vida. Así que tal vez nuestra enseñanza no es clásica pero a veces innovar va bien”.

(Alumno/a de 1º)

Sabemos y compartimos con ellas y ellos que cada persona tiene una manera de aprender, en cada momento de la vida, o a lo largo de ella. En este sentido, este tipo de intervención nos dice, si para cada joven tiene sentido lo que hace y dónde se encuentra.

La intención de El Planter es ofrecer un espacio donde convivir y acompañarnos durante los procesos de aprendizaje, que se adapte al grupo y al momento. Por lo tanto, la idea es que periódicamente cada integrante del grupo pueda revisar como está y también, qué puede necesitar para estar mejor, para participar activamente, para aportar al grupo y que el grupo le aporte.

Continuaremos en la siguiente entrada “¿Eres feliz en tu escuela, por qué?”

¿Te gustaría estar al día de todas las novedades?

Si te gusta lo que lees y no quieres perderte las novedades, puedes suscribirte a nuestra newsletter. Te informaremos de nuevas entradas del blog, además de las noticias de El Planter