Siguiendo el hilo de la última entrada, en el formulario personal que los y las jóvenes contestaron al final del trimestre pasado, aparecía la pregunta:

 

¿Eres feliz en El Planter? ¿Por qué?

 

Esta pregunta nos acerca a la esencia, a comprobar que uno de los objetivos principales del proyecto está vivo y activo. Es a partir de un estado de tranquilidad, bienestar y felicidad que nos relacionamos de manera plena con uno/a mismo/a, con el grupo y con el entorno, y es este mismo proceso el que vivimos con los contenidos y los aprendizajes. Cuando soy feliz aprendo, y cuando me siento aprendiendo soy feliz.

Os compartimos algunas de las intervenciones escritas que recibimos:

 

"Sí, porque estoy cómodo con mis compañeros/as y con la enseñanza”.

(Alumno/a de 1º)

 

"Jo estoy muy feliz de estar aquí porque me siento muy cuidado, respetado, escuchado y muy libre...  ”.

(Alumno/a de 2º)

 

""Sí, porque me gusta la manera en la que se hacen las cosas y también me gusta que cada una pueda tener su ritmo de aprendizaje, soy feliz 🙂"

(Alumno/a de 2º)

 

Cuando preguntamos por las emociones y los sentimientos con los que se identifican cuando hablamos del aprendizaje los últimos meses, palabras como Satisfecho/a, Contento/a, Tranquilo/la, Animado/da… aparecen a menudo. Esto nos permite tener una visión general del grupo y, a su vez, abordar con prioridad y cuidando aquellos/as que manifiestan sentimientos como Confundido/a o Inseguro/a. El hecho de que se expresen con estos sentimientos nos da pie a una conversación de tutoría desde su autovaloración, sin tener que hacer interpretaciones o juicios de su proceso. 

 

Esta misma pregunta la hacemos en relación al grupoy las respuestas nos ayudan a hacer una descripción conjunta sobre cómo sería el grupo ideal y a poner en marcha un diálogo dentro del mismo. En este caso los y las jóvenes responden a:

 

“¿Cómo te gustaría que fuera el grupo al que querrías pertenecer?”

 

"Un grupo que respeta cada ritmo y cada persona tal como es, un grupo donde sentirse a gusto y en confianza".

(Alumno/a de 2º)

 

"Un grupo donde se respeten y que no haya discusiones".

(Alumno/a de 1º)

 

Valoramos si el grupo que tenemos es como aquel que querríamos tener y, en todo caso, qué nos puede faltar para llegar a él. Trabajamos la corresponsabilidad para tomar partido y sentirnos nuestro este proceso. Cuando alguien dentro de la comunidad no se siente a gusto, todos/as nos podemos hacer preguntas cómo:“¿qué puedo hacer yo, qué puedo aportar?”, "“¿qué es aquello que manifiesta, que en realidad todos/as llevamos dentro y quizás no nos atrevemos a decir?” o, ““¿qué está abierto que no hemos cuidado aún?”... 

El equipo de acompañantes tratamos de generar espacios de escucha y conversación, para que todo aquello que ya está pasando aparezca en la superficie de manera atendida y cuidada. Del mismo modo, compartimos con el grupo la corresponsabilidad de hacerlo y poco a poco vamos perdiendo el miedo a hacer presentes los conflictos. La Comunicación NoViolenta es, en este caso, una herramienta de gran ayuda a la hora de acercarnos y conectar los unos con los otros. Huyendo de la idea de procurar un espacio sin conflictos, nos adentramos en la aventura de integrarlos y adquirir herramientas para ir gestionándolos y resolviéndolos, poco a poco. 

 

 

¿Te gustaría estar al día de todas las novedades?

Si te gusta lo que lees y no quieres perderte las novedades, puedes suscribirte a nuestra newsletter. Te informaremos de nuevas entradas del blog, además de las noticias de El Planter